viernes, 4 de febrero de 2011

Historias de un Cuchillo

Mi padre volvió sano y salvo del hospital, pero este cuchillo que veis en la imagen no :(

Este cuchillo llevara en la familia, ufff ni se sabe, yo creo que cuando nací ya andaba por casa, siempre he sido consciente de su existencia. Esta foto esta hecha en el 2005, pero hace mas o menos 3 años el cuchillo perdió su punta (unos 2 cms) y aun así seguía siendo el cuchillo preferido de mi padre. Es tal la importancia de este cuchillo en la familia, que mi padre en el hospital le pidió a mi madre que le llevará el cuchillo y le estuvo haciendo compañía toda esa semana, pero ..... el ultimo día de estar ingresado, después de pelar la manzana que venia en la comida del hospital, se despisto y lo dejo dentro de la bandeja, las enfermeras se llevaron la bandeja y el cuchillo desapareció. Estuvimos preguntando haber si lo habían visto pero nos fue imposible recuperarlo.

Un cuchillo que forma parte de la vida de mi padre y que estuvo con él hasta el final, en los momentos más felices y en los más difíciles.

Ha sido tal el impacto que esta historia a hecho sobre mi que he pensado utilizar la magia de la fotografía para inmortalizar el recuerdo de este cuchillo. La idea es hacer una copia en grande y enmarcarla de una forma chula y regalársela a mi padre para que la tenga de recuerdo, como si se tratara de un ser querido, bueno de echo es un ser querido. ¿que os parece la idea? Para mi ,el cuchillo, su historia y mi padre se lo merecen ;)

4 comentarios:

Javier Durán dijo...

Gran idea.

javiergom dijo...

Joder, me han dado escalofríos de la emoción que transmite lo que cuentas. Mis padres también tienen una relación semejante con algunos objetos y supongo que yo también, aunque en nuestros tiempos todo es desechable (también las personas). Me encanta tu historia tanto como la foto.

Angie dijo...

El lunes ya sabes lo que tienes que hacer, llevarla a positivar y para el dia del padre ya tienes un buen regalo.

LUIS CAMACHO dijo...

Una buena idea, además parecerá que tiene un Martin Parr en la pared.