martes, 22 de abril de 2008

REBELDES II




Hace un año os presenté en este blog a Brian Haw, 5 años y 8 meses acampado delante del Parlamento Británico mostrando su protestas contra la guerra, contra todas las guerras.


Ahora os traigo a Rafael Yebra. Rafael, según me contó el mismo, ejercía su derecho a la libertad de expresión denunciando la corrupción de la sociedad en que vivimos y, por ello, en Granada, la policía le retiró un camión con pancartas y altavoces por los que difundía su mensaje. Pero él no se desanimó, y siguió contando su mensaje a los cuatro vientos con un coche hasta que también se lo retiraron. Ahora, como véis, sólo le queda una bicicleta y un megáfono pero el sigue reclamando justicia...


... Y está dispuesto a irse con su bicicleta hasta el Tribunal de la Haya de Derechos Humanos si es necesario con tal de obtenerla.


¡Que consigas justicia Rafael!

2 comentarios:

AntonioE dijo...

Somos los hombres los que decidimos e impartimos lo justo.
Pero lo justo está fuera del alcance de los hombres.
A lo más que llegamos es a escribirlo.

javiergom dijo...

A Rafael unos hombre le escribieron "ley de extranjería" por vivir en Alemania, a pesar de que había nacido en Almería, y también le escribieron "enajenación mental" y otras cosas así.
Una mujer le escribió "estado de ansiedad normal por el estrés sufrido".
¿Quién escribió lo justo?