miércoles, 9 de mayo de 2012

El debate




El otro día nuestro ilustre compañero Juan Carlos para abrir un debate fotográfico nos interrogaba sobre la semejanza de la imagen subida al post y las que pudiera hacer yo en la calle.

El defendía que la semejanza se encontraba en que "Uno sale al mundo a ver que encuentra, y recortar la parte del mundo en el momento que a él le parece y lo convierte en su fotografía".

Aunque algo de razón tiene yo rebatía esta idea de las semejanzas y lanzo para el análisis del concepto propuesto por Juan Carlos estas cuatro imágenes mías, que si bien están hechas en la calle y son situaciones encontradas; yo digo que son muy distintas las unas de las otras, en la concepción de la imagen.

Espero que os animéis y que no nos dejéis solos en el debate.

4 comentarios:

Gárgoles dijo...

Buenos días, menudos fotones , me gustan mucho , sobre todo la escavadora.
Cuando yo pregunté por la semejanza entre mis fotos y las de Luis o Pindado quedaba implicito que también hay
diferencias,basicamente la mirada, y luego muchas mas cosas, pero yo de lo que quiero hablar es del punto de partida,aunque no sé si lo he conseguido.

Mi interes no es llevar razón , sino poner sobre la mesa una cuestión que yo estoy descubriendo todavía y que me plantea muchas dudas.

Por lo que pienso que es posible que haya más gente que no sepa de que estamos hablando,y ya que estamos en una asociación que mejor sitio para que todos avancemos, cada uno con su mirada.

Por eso yo sigo viendo las fotos de Luis con su mirada,independiente del tema que aborde.

O no veis difrencias de como aborada David "el grande "la última foto de estos chicos en una parada de autobus.

Parte del mismo sitio que Cartier o que Luis . pero yo no veo a Luis dejando alos chicos en esa penumbra, por que? pues porque no es su mirada.

No sé si me explico?

LUIS CAMACHO dijo...

Juan Carlos; sé lo que quieres decir y estoy prácticamente al 100x100 de acuerdo contigo.

Yo solo quiero introducir algunos matices para enriquecer el debate, y que las ideas que pueda proponer también puedan ser rebatidas.

Yo pienso que el punto de partida que dices se sitúa mucho antes que decidir que tipo de fotógrafo se quiere ser.

J.M. Navia lo explica muy bien en un artículo en el último número del EL PAIS SEMANAL: "Todo el mundo sabe leer y escribir; incluso se puede ser un gran lector, pero eso no garantiza ser un escritor; todo el mundo sabe hacer fotografías pero... "

y Momeñe dice: "...Sí se puede decir que hay muchos supuestos aficionados a la fotografía que apenas hacen fotografías, aunque quizás si atiendan a cursos o discutan mucho sobre fotografía. No seamos aficionados que no hacen fotografías...."

Aquí dejo estas dos ideas de dos grandes maestros para encontrar un posible punto de partida.

Con respecto a las imágenes que he subido quería expresar una idea de concepción de la obtención de la imagen que no tiene nada que ver con la mirada, pero la dejo para más adelante o para comentarlo en la asociación.

Javier Durán dijo...

Qué movida!!! A partir de una imagen plantearse descubrir el método que se utiliza para obtenerla, es complicado. Seguramente que con los mismos métodos dos personas obtendrían resultados muy diferentes. Creo que lo importante es tener un método, aunque sea efímero, al que agarrarse y que sea el punto de partida.

javiergom dijo...

Yo añado otro punto de vista al debate. Y es el del espectador. Al igual que un mismo relato no produce el mismo efecto en dos lectores distintos, una misma fotografía no transmite lo mismo a dos espectadores diferentes... ¡Cuánto más aún si los autores son distintos!

Para mi, lo que vive el fotógrafo necesariamente ha de transmitirse en la imagen que muestra. Salvo que hablemos de otro tipo de fotografía distinta a la que vemos aquí. Pongo un ejemplo personal. Cuando estaba trabajando con "mis peregrinos", el maestro Lenda, y otros, me insistían en hacer los cielos de las imágenes más densos, en oscurecerlas... Sin embargo, el camino de santiago tiene para mi un significado muy espiritual, y eso hacía que necesitara transmitirlo mediante unas imágenes muy iluminadas, más claras que oscuras, porque la luz tiene esa connotación, mientras que oscureciéndolas las figuras ganaban en otras connotaciones que a mi, como autor, no me interesaban, aunque quizá pudieran enriquecer la fotografía.

¿Me explico?

Salu2.