martes, 25 de mayo de 2010

uy!

Un clásico, estas componiendo la escena, te dispones a disparar, alguien se mete en cuadro y aceleras el disparo, para más inri el intruso está realizando una acción cojonuda y por si fuera poco al oír el clic el protagonista imprevisto te pide perdón sin saber realmente que te ha hecho un gran favor.

2 comentarios:

Javier Durán dijo...

estos momentos son geniales.

Angie dijo...

que majo el señor te proporciona una foto y encima se disculpa. Genial